Cuando compramos un pequeño electrodoméstico

Cuando compramos un pequeño electrodoméstico ya sea una plancha, horno,  micoondas, cafetera etc., nos gusta que nos dure mucho tiempo para tenerlo siempre a punto.

Con los consejos que les daremos a continuación, aprendererá a mantenerlos en perfecto estado. Además ahorrarremos dinero y cuuidaremos el medio ambiente.

El buen mantenimiento de los electrodomésticos requiere una buena limpieza de los mismos. Y es que, mantener los electrodomésticos en buen estado no sólo alargará su vida, sino que además es fundamental a la hora de evitar accidentes en el hogar producidos por posibles cortocircuitos o malos funcionamientos.  Veamos algunos ejemplos.

Limpiar la plancha

Coja un paño seco y esparza en él varias cucharadas de sal de mesa. Enchufe la plancha, espere que se caliente y frote hacia adelante y atrás hasta que las marcas de quemaduras desaparezcan. Desenchufe la plancha, espere que se enfríe y limpie la base con un paño húmedo.

Si las marcas y los recambios polti son un poco más difíciles de quitar, este método será la solución. Caliente un poco de vinagre blanco, sumerja un paño limpio en él y luego páselo por la base quemada de la plancha. Si aún así las marcas no desaparecen, puede agregarle 2 o 3 cucharadas de sal o bicarbonato de sodio al vinagre caliente y repetir el proceso. No olvide limpiar la plancha de recambios ghd con un trapo seco antes de guardarla.

Limpieza del horno

A la hora de llevar a cabo la limpieza del horno, tiene que tener en cuenta que los productos específicos para este electrodoméstico suelen estar elaborados con sosa cáustica, resultando irritantes para las personas y perjudiciales para el medio ambiente. Aunque son eficaces, si quiere prevenir accidentes en casa producidos por los productos corrosivos es mejor hacer una limpieza ligera después de cada uso. Si es un horno de los antiguos (de chapa esmaltada), pruebe a recubrir las paredes internas con una pasta hecha con agua y bicarbonato (durante la cocción se seca y absorbe la grasa). De esta forma, el horno tardará más en ensuciarse.

Limpiar el microondas

El método más sencillo para limpiar el microondas es pasarle un paño de microfibra mojado en una mezcla de agua y vinagre. Meta en el microondas un tupper lleno de agua con vinagre, enciéndalo a la máxima temperatura durante dos minutos y después seque el interior con un trapo. Si está muy sucio, use el detergente del lavaplatos.

Los pequeños electrodomésticos suelen acumular cal con su uso. Cafeteras, planchas y jarras hervidoras son los aparatos más vulnerables a la acumulación de cal. Para limpiar la cal de los pequeños electrodomésticos y prevenir su formación, lo mejor es vaciar los recipientes cuando haya terminado de usarlos. No deje agua estancada en ellos durante horas e incluso días. Aunque los productos antical funcionan, el vinagre es una alternativa válida y natural si hace limpieza periódicamente. El agua con limón también es una opción.

Limpiar la cafetera

Limpie todo los restos de café de la jarra y vacie el depósito del café molido y el filtro viejo.

Enjuague la jarra de la cafetera con agua fría, luego rellénela con una parte de vinagre blanco y dos partes de agua.

Vierta la solución de vinagre y agua en el depósito de la cafetera y encienda la máquina para preparar café. Una vez que el ciclo de preparación haya finalizado, apague la cafetera.

Deje que la solución de vinagre se asiente en la jarra durante unos 15 minutos.

Limpie todos los restos de vinagre hirviendo agua a través de la máquina de café dos veces más, una vez más cierre la cafetera y deje que se enfríe unos 15 minutos entre los ciclos.

Lave la jarra y el portafiltro con agua tibia y jabón. Enjuague y prepárese para disfrutar de un buen café.

Mantener los electrodomésticos en buen estado le permitirá alargar su vida y mantener su buen funcionamiento.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin